domingo, 9 de enero de 2011

Días de ..... agua y rocas. La Pedriza

La Pedriza del Real de Manzanares, 9 de enero de 2011
Entrenamiento con agua, barro y .... buenos amigos.

Después de estos días de festejos varios (como contestaba un amigo a la pregunta de ¿cómo lo has pasado .... bien o en familia?, pues siempre se contesta .... ¡¡en familia!!) y añorando la nieve en estos pagos madrileños, la incorporación de miembros del grupo de entrenamiento, liderados por el "jefe de cordada" Domenech, tocaba entrenamiento. La idea es ir soltando los turrones, mazapanes, polvores y otras delicadezas que se han ido fijando en los lugares mas insospechosos de nuestro cuerpo .... y qué mejor que hacerlo con zapatillas y ropa ligerita.

Los afortunados que han podido se han ido a zonas con algo más de nieve (ya nos contarán sus aventuras o les veremos en el ranking del amigo Jesús con unos cuantos miles de metros de desnivel acumulado para el trofeo de Esquí de Travesía) ... los que no hemos tenido esa oportunidad acudimos a la cita del sábado en la Casa de Campo pero .... eso es otra historia que contaré.

Después de ese entreno, y tomando un café para recuperar al cuerpo del esfuerzo, surgió qué hacer en Madrid con la escasez de nieve existente y .... ¿por qué no ir a La Pedriza? Por la tarde, y con más sosiego después del almuerzo, surgen la gran duda ¿hará buen tiempo? ¿lloverá? Una ojeada rápida a http://www.eltiempo.es/ con la predicción local para Manzanares el Real y voilà: una ventana de buen tiempo de 9:00 a 13:00 horas, lo suficiente para una carrerita por el gran escenario de "La Rubia" como fue denominada por Constancio B. de Quirós.

A la cita acudimos Rafa Domenech, convocante y motivador de estos entrenos, Eugenio García, compañero de entreno del GTP y al que no veía desde el Cross de 3 Refugios, Roberto Carsí y este redactor de la vida en las montañas.

Rafa, Roberto y Eugenio en el Collado de La Silla o de La Dehesilla

Nos ponemos en marcha, después de alguna disquisición sobre donde ir (alguno se atreve a decir: menos mal que no está El Niño y podemos variar sobre el "clásico" recorrido de la vuelta a La Pedriza), decidimos de común acuerdo subir al Collado Cabrón, bajar hasta Prado Peluca y subir al Collado de la Silla (o en la actualidad de la Dehesilla) para retornar por el mismo camino.

Un ligero trote marcado por Rafa nos hace ir adquiriendo ritmo sin darnos cuenta; el ejercicio de ayer en la Casa de Campo nos ha preparado para la jornada de hoy y el camino se hace más llevadero.

El amigo Eugenio ha venido desde Mataelpino corriendo ¡¡vaya elemento que está hecho!! y nuestro ritmo lentorro se le hace algo pesado .... a los pocos metros comienza a adelantarse. El amigo Roberto comienza su particular calvario con las subidas (en total realizaremos 3) pero satisfecho del excelente día que hemos elegido para el entrenamiento.

Lo decía en el título de la entrada: días de agua y rocas. Lo siento pero no pongo los títulos al azar .....

Enseñando a nadar a las zapatillas

Los arroyos (de Los Pollos, de La Dehesilla) que descienden de la parte superior de La Pedriza Anterior, la zona que hoy recorreremos, vienen muy cargados de agua. Madrid ha estado asediada por las borrascas atlánticas desde hace ya varios días que, junto a las altas temperaturas, ha conseguido deshacer la nieve y precipitar todo el agua hacia el río Manzanares.

Dudamos en los primeros tramos si pisar el agua o no. Cuando realizamos la subida al Collado de la Silla lo tenemos claro ..... Rafa, le digo, vamos a tener que hacernos con un traje de barrancos para estas salidas.

En los collados aprovechamos para reagrupar al conjunto de los miembros y aprovechamos para deleitarnos (al menos los que hemos llegado antes porque en cuanto llega el último, reiniciamos la marcha) de la hermosura del paisaje.

El pronóstico de la meteo no falla. Subiendo hacia el Collado de la Silla ya comienza a divisarse las primeras nubes sobre el Pájaro (en la zona denominada de Los Pinganillos) y las Torres.

Los Pinganillos a la derecha de la imagen

Hay que darse prisa antes de que se cierre la ventana de buen tiempo aunque con el agua que ya llevamos en las zapatillas nos va a dar lo mismo que algo se reparta por el resto del equipo. En un visto y no visto ya estamos en el Collado de la Dehesilla (o de la Silla) y la amabilidad de Eugenio hace que recuperemos algo de energía al socializar los excelentes dátiles que ha preparado. Gracias amigo.


reparto de dátiles del amigo Eugenio

Rafa nos deleita con la explicación de la excelente escalada del techo de Mataelvicial, indicándonos por donde transcurre la vía que, en artificial, se realiza por ese risco camino hacia la Pared de Santillana.

Recuperadas las fuerzas, comienza el descenso con una parada en el Refugio Giner de los Rios o de La Pedriza  http://www.refugioginer.com/ para felicitar el Nuevo Año a los guardas (gente buena siempre dispuesta a ayudar a los montañeros o a los caminantes). Queridos lectores si no habéis pasado alguna vez por el refugio, merece la pena tomarse una cervecita con ellos y disfrutar de ese lugar tan emblemático en La Pedriza.


en el interior del Refugio Giner de los Rios en La Pedriza

Amigo Roberto ya sólo nos queda una última subida al Collado Cabrón y a descansar en Canto Cochino con una buena cerveza en la casa del amigo Mundi.

Ha sido un día extraordinario en compañía de excelentes amigos y bajo la bóveda del cielo limpio de La Pedriza. Un día de agua y rocas .... o ¿era de vino y rosas? ¡qué más da!

En total han sido 2h 24' para los 11,6 Km recorridos con un desnivel positivo de 730 m. Los detalles de la actividad en la siguiente entrada de movescount.com

www.movescount.com/moves/move1052404

Saludos,
José Antonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario