sábado, 14 de abril de 2012

Entrenamiento en la nieve: Alto de Guarramillas

¿Entreno o hipotermia? .... Lo siento amigo Jesús
Puerto de Navacerrada, 14 de abril de 2012

¡¡Vaya día!! Lo que pretendía ser un entrenamiento con vistas al GTP (Gran Trail Peñalara) acompañado por el amigo Jesús, peñalaro fanático y tuareg de espíritu, se ha convertido en una aventurilla con principio de hipotermia.

La cita es a las 9:00 en Colmenar Viejo donde el amigo Jesús me recogerá para desplazarnos hacia La Barranca; desde allí, por el camino de La Campanilla, acceder hasta el Collado del Piornal y en ese punto determinar si subir hasta La Maliciosa o dirigirnos directamente hasta el Alto de Guarramillas. El objetivo es poder compartir con Jesús el descenso desde el Collado de los Emburriaderos hasta La Barranca, parte del GTP, para que se vaya habituando a los diferentes tramos que recorreremos en la versión que realizaremos este año, el TP60K (Tral Peñalara, 60 Km, desde Rascafría hasta Navacerrada)


con Jesús en la Fuente de la Campanilla
La subida es cómoda y pisando nieve desde el aparcamiento de La Barranca; según vamos ascendiendo, se nota que ha caído más nieve de la prevista; esta noche ha debido ser dura por esta zona.

Llevamos huella hasta unos metros por delante de la fuente ... descubriendo al emisor que adelantamos. Ya se van extrañando de nuestra ligera indumentaria .... luego lo padeceremos .... una pequeña imprudencia,

Seguimos ascendiendo sin perder la traza del camino completamente nevado .... y sigue nevando. En el aparcamiento hemos encontrado un grupo que subirá hacia La Maliciosa y nosotros iremos marcando el camino; no debemos fallar en la traza.
precioso camino nevado hasta el Collado del Piornal
Con algo más de tiempo del previsto inicialmente, y sufriendo ya los rigores del frío extremo, acrecentado por la sensación térmica del viento del noroeste, la niebla nos permite ver el pluviómetro del Collado del Piornal, referencia para tomar el camino hacia el Alto de Guarramillas (Bola del Mundo), girando 45º hacia el noroeste .... efectivamente, encarando el fuerte viento que desde ese punto cardinal nos trata de apartar de nuestro destino.

Jesús ya entra en una zona complicada; se queja de un frío intenso en la mano derecha pero continua como un verdadero campeón hacia la instalación del Alto. Creo que duda de mi capacidad para encontrar el camino pero no dice nada y continuamos. La verdad es que conozco muy bien la zona pero la clave no está en esa confianza sino en los elementos que me acompañan en la mochila: manta térmica y brújula.

Con algún pequeño despiste, llegamos a la zona habitada del Alto de Guarramillas. Allí el viento es muy fuerte pero ya estamos en descenso.

Tomamos la pista asfaltada hacia la primera Guarramilla (allá donde termina el telesilla desde el Puerto) y casi al final nos encontramos con algún montañero que también ha opinado que hoy es un buen día para "pasear un rato entre las nubes"

Poder trotar en el descenso nos permite recuperar movilidad en las extremidades y ritmo cardíaco que permita un fluido más rápido de la energía interna .... Jesús se encuentra algo mejor pero su mano derecha sigue sin un fluido correcto.

Al llegar a la zona donde debemos abandonar la pista asfaltada y tomar el descenso hacia el Collado de los Emburriaderos, la espesa niebla y el fuerte viento me hacen perder la parte superior del pequeño cordal; siento que voy desviándome del camino correcto y decido dar la vuelta por los mismos pasos que hemos marcado en el blanco elemento. Sabía decisión. Jesús me propone bajar al Puerto para recuperar algo de calor en un algún bar de la zona ¡¡Pués ninguno llevamos dinero!! Siempre encontraremos algún alma caritativa ¡¡y así es!!

La idea que estoy barajando es que Jesús permanezca recuperándose en algún sitio seco y caliente mientras que yo regresaré hasta el Collado y bajaré a por el coche por el camino previsto hacia La Barranca.

Al llegar al Puerto, y ya con mejor humor y perspectiva positiva, nos dirigimos hacia Venta Arías donde se quedan algo sorprendidos de cómo vamos vestidos. Nuria, una buena persona que atiende a los clientes, se apiada de nosotros y nos ofrece algo caliente, aunque le indicamos que no tenemos dinero .... buena persona.

Un cliente cercano nos pregunta de dónde venimos y se ofrece a bajarnos hasta La Barranca y pagar la consumición de Jesús... es José, también buena persona. Nos dice que es el conductor de los autobuses Larrea, hoy en su día de descanso, que sube a primera hora a los Puertos. Buen conocedor de la zona, nos sugiere que la próxima vez nos pensemos ir con esas condiciones ¡¡y con esa ropa!! por la zona. Gracias amigos Nuria y José.

Sin más llegamos al coche y damos por concluida la aventurilla .... hasta la próxima porque, amigo Jesús, nos queda ver el trazado del TP60K ¡¡Eh, que no se te olvide!! Gracias por haberme acompañado hoy.

Saludos,
José Antonio.

4 comentarios:

  1. Hola Jose antonio y Jesús me alegro que todo acabara en una aventurilla .solo deciros que me enseñateis el significado de amistad ,espero segir vuestras aventuras y desventuras Jeee. Un abrazo de vuestro fans , Un saludo de Jose de luz

    ResponderEliminar
  2. Soy Txus, gracias a todos, estoy bien. Un poco de aventurilla y un pequeño mal rato pero estoy bien.

    Mi más sincero agradecimiento a todos por estar ahí.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro Jesús soy Jose el que bajo los dos en el coche a la barranca y la verdad es bonito ver el compañerismo de Jose Antonio, animo y quiero segiros en nuestra prosima carrera, espero que la contéis por aqui un saludo de Jose de luz, el conductor de autobuses jeje

    ResponderEliminar
  4. Pues la próxima carrera de montaña será el 23 de junio, tanto José como aquí, Txus, vamos, si no lo impide nada, a la versión de 60 kilómetros del Trail de Peñalara, así que nos recorreremos una buena parte de la sierra. Tienes más información en la página oficial.
    Los planes de José los puedes ir viendo en esta página...el próximo día 20 de mayo corre el Cross Tres Refugios que no está nada mal.

    ResponderEliminar