sábado, 29 de enero de 2011

Altitoy 2011 - La Piri-Menta

Open Altitoy 2011 - A la carrera, en la carrera y corriendo
Luz Saint-Sauveur 29 y 30 de enero de 2011


Ir a la Altitoy es ir corriendo desde el principio. Me explico.

Hay que espabilarse para la inscripción (en sólo 1 semana se acaban las plazas) y comienza la carrera .... hay que salir de Madrid prontito si deseas llegar a la recogida de dorsales y el brifing de la prueba ... hay que correr para llegar a la cena del viernes ... correr para dormir ... correr para el desayuno .... correr para llegar a la prueba y el control de material ... qué decir de la propia carrera ... correr para comer (los horarios de España no coinciden con los de Francia) y si llegas tarde pues .... correr para la siesta .... correr para ..... 

Estás cansado nada más apuntarte a la prueba pero  ¡¡ ES LA ALTITOY !! y solo poder estar allí merece la pena.

Como ya había comentado en la entrada anterior, el pasado fin de semana tuve un pequeño percance que gracias al trabajo del "fisio de cabecera" Raúl, al menos, me va a permitir estar en el recorrido B. Los arreglos del "Niño" a través de los contactos en la carrera (el amigo Feliu) permitió apañar las parejas (Rafa decidió no participar por un pequeño accidente "hotelero" en la preparación de la prueba de Relevos del Club, Antonio cayó en la salida a los Alpes de enero). Es lo que tiene apuntarse con tanto tiempo y la ventaja de contar con amigos en los sitios.

La prueba todos los años nos depara una sorpresa ¿qué película era aquella que decía?... Mi mamá siempre decía que la vida (La Altitoy) es cómo una caja de bombones ... nunca sabes lo que te vas a encontrar.

El recorrido original nos llevaba el sábado al Pouterre de l'Homme y el domingo al Pic de la Bonida y el Col d'Oncet .... pues casi parecido ... El sábado subida al Col d'Oncet y el domingo al Col du Bédèra ... con salida CORRIENDO con las tablas en la mochila .... ¡¡Esto si empieza a ser un clásico en la Altitoy!!

El viaje lo hago con 3 buenos amigos: Nacho Fermín, Edesio Vidal y Jesús Corrales. La logística del viaje ... expectacular (Edesio nos preparó un refrigerio a base de caldito y bocatines de gourmet y Jesús lo acompañó con pastelitos) o sea, todo un lujo de sibaritas ¡¡Se está perdiendo lo de "aguerridos peñalaros"!!

Vayamos a la prueba porque las entradas en el blog cada vez se vuelven más largas con tanto detalle previo

Día 1: sábado 29-01-11

Cuado nos dirijimos a la salida nos encontramos con unos amigos de Edesio; entre ellos a Jorge García-Dihinx, de La Meteo que Viene, pediatra de profesión y metereológo de afición y enamorado de los Pirineos, por lo que se puede ver en su blog http://lameteoqueviene.blogspot.com/ Recomiendo su blog para los apasionados a esta actividad en el Pirineo Aragonés. Unas fotos con ellos, que ha publicado Jorge en su blog, y a la salida.

Edesio, Jesús, José Antonio y Nacho
Salimos, como ya había indicado, corriendo con las tablas en la mochila dirigíendonos por una pista hacia la Cabanes d' Aoubé, donde se encuentra el primer control que separa los recorridos A y B, y donde nos ponemos las tablas. Nosotros nos dirigimos hacia el Pic Bédèra através de Plat de Monhaillat et Montaqueou

¡¡Siempre positivo!! aunque no sé cómo responderá la rodilla

Los "machacas" del recorrido A a los que tuvimos que dar 5' de ventaja (ja, ja, ja)
Esta parte del recorrido es exigente porque hay que apretar mucho para no quedarse bloqueado en los diferentes "cuellos de botella" que se originan al tener que pasar todos los corredores por zonas estrechas.

Al llegar al plató donde se encuentran las Cabanes de Aoube nos dirigimos hacia el cordal denominado La Gassere d' Aoube donde se encuentra el Pic de Bédèra realizando la primera ascensión hacia una zona lateral al Pic.

Hacia el Pic Bédèra
El día promete ser precioso pero es una falsa sensación como comprobaremos cuando nos encontremos en el Col d'Oncet; allí la niebla será espesa y nos impedirá disfrutar de la belleza del paisaje

Zona del Col d'Oncet hacia nos dirigiremos en la parte final
La subida a la zona del Pic Bédèra  se realiza en 2 fases; la primera, con esquís, a base de vueltas maría en una zona donde la calidad de la nieve varía según se va ascendiendo; la segunda parte, prevista con crampones, se realiza con las tablas en la mochila pero sin necesidad del uso de los crampones.

Finalizando el ascenso cerca del Pic Bédèra

Toca descender por una zona con nieve sin transformar y con un espesor que la organización ha determinado que lo realicemos andando.

Descenso hacia el Valle de Lac d'Aouda
Después de un descenso de cerca de 70 m. de desnivel nos ponemos las tablas y descendemos un tramo en travesía donde colocaremos las pieles para el ascenso hacia el Col d'Oncet.
Esta segunda subida, que nos llevará al Col d'Aoube, es corta pero la visibilidad es casi nula. Las personas del control han tenido que abrir una brecha de cerca de 4 x 4 metros en la cornisa que se forma en el Col con el objetivo de poder descender por el estrecho tubo que nos llevará al fondo del valle que deberemos ascender hacia el Col d'Oncet.

en el Col d'Aoube para el complicado descenso
La zona tiene un alto nivel de exposición y el estado de los ligamentos de la rodilla no aceptan ni un sólo fallo; conclusión: descenso controlado porque todavía queda mucha carrera.

La última ascensión hacia el Col d'Oncet también se realiza en 2 fases: esquí + crampones. Es exigente pero casi me encuentro mejor en esta parte de la carrera, donde los ligamentos sufren menos, que en los descensos.

Hoy es un día de estreno con los super-ligeros crampones de competición y .... nunca hay que probar nada en carrera. Pierdo hasta por 3 veces el crampón izquierdo y, finalmente, decido parar y analizar qué es lo que pasa; el problema se resuelve, como casi siempre, con paciencia y un ajuste adecuado a la bota en la zona posterior del crampón. Al llegar al Col un animado grupo de personas, con los característicos cencerros usados en esquí, transmiten fortalezas para la última parte de la prueba.

No recogo imágenes de esta parte de la carrera porque la visbilidad es casi nula. El descenso se realiza en una larga travesía por la ladera del Pic du Midi de Bigorre para girar, al llegar a Lac d'Oncet, hacia el valle que forma el rio d'Oncet hacia la meta.

No hay que bajar la guardia cuando se marcha con una lesión que no está bajo control y un exceso de confianza, en la parte final de este tubo que forma el río, o el cansancio acumulado me hace perder el equilibrio y caigo sobre .... la misma rodilla izquierda "tocada". El interés de algunos corredores me ayuda a recuperarme pero pierdo casi 30' en intentar colocarme el esquí, que esta vez sí ha saltado, porque el hielo ha bloqueado una parte de la atadura. El amigo Carlos, en meta, me recomendará un "truco" para este tipo de situación ¡¡es secreto!!

Finalmente, he completado el primer día con una mezcla de sensaciones pero contento de haber podido terminar. Han sido 1.160 m. de desnivel positivo y 850 de desnivel negativo en 13,59 km con un tiempo oficial de 3h 59' 47"

La foto con un grupo de Peñalaros en la meta y el descenso por una de las pistas de esquí de la estación de Super Bareges me lleva al coche donde el resto del grupo espera mi llegada para dirigirnos a la merecida ducha y la comida en el CEVEO.

el grupo de Peñalaros con el amigo Feliu en el centro de la foto




Imagen en Google Earth del recorrido B del día 1 en Altitoy 2011
  El día finaliza con una visita a las tiendas de Luz y unas cervezas con los amigos comentando las sensaciones de la jornada, la cena, más charla con los Peñalaros y a descansar a la camita que el día de mañana también será duro y, además, hay que regresar a Madrid.

Día 2: domingo 30-01-11


.... a la carrera como es habitual en la Altitoy. Esta noche ha nevado un poquito y habrá que volver a colocar cadenas en la subida a la zona de Super Bareges, desde donde partiremos como en la primera jornada.

La salida se realiza desde el mismo sitio y con el mismo criterio que el día anterior: los del recorrido A 5' antes que los del recorrido B.


En la salida del 2º día con Jesús y Nacho
Al amigo Jesús no se le ocurre otra cosa que comenar a cantar el ¡¡ A por ellos oe, a por ellos oe ... oe ... oe !! y no os podéis imaginar la carga de adrenalina que nos metió en el cuerpo; evidentemente, se refería a los del grupo A que estaban delante de nosotros en la salida (ja, ja, ja)

La subida hasta las Cabanes d'Aoube lo realizo con menos motivación que el día anterior y me hace perder bastantes posiciones; no obstante, seguimos cogiendo a las últimas unidades del recorrido A. Al llegar a las cabañas nos dirigimos hacia el Pic de Barbe, más a la izquierda que el día precedente, cruzando los Lac de la Lahudé.

El día es más gris y con más niebla que la primera jornada y no hay muchas posibilidades para el recuerdo fotográfico; también el cansancio acumulado y, porqué no decirlo, las ganas de intentar adelantar puestos en la clasificación ... que uno tiene su pequeño orgullo ... me hace priorizar la carrera a las imágenes.

La subida hacia el Pic de Barbé se realiza en 2 tramos; el primero nos coloca en una zona mixta con bastante piedras y zonas de hielo que me hace aplicarme en la técnica; el amigo Jesús me había comentado el día anterior algunos aspectos que debería mejorar. Pasada esa zona, ya más tranquilos, nos dirigimos hacia la pala cimera que, como es habitual a través de "zetas", nos llevará a la zona donde tendremos que quitar las pieles para el descenso.

La bajada es tranquila y sin demasiada exposición hacía la zona donde se encuentra el Lac Bleu que no llegamos a visionar por la nieve acumulada. Allí colocamos pieles, recuperamos algo de energía con los famosos geles y volvemos a ascender ahora hacia el Col d'Aoube, por donde pasamos ayer.


Imagen en Google Earth del recorrido B del día 2 en Altitoy 2011
El descenso es largo pero es el único que realizaremos hoy; se aprovecha el valle entre los cordales que están entre el Col d'Aoube y el Col d'Oncet. La técnica a utilizar es lo de menos: hay que evitar caerse y empeorar el problema de los ligamentos. En el descenso enlazo con una persona de un control que, juntos, nos permite ir viendo por donde debemos bajar porque la niebla es persistente y densa .... ¡¡malditos roedores!!
Cerca ya de nuevo en las Cabanes d'Aoube el control nos invita a poner las tablas en la mochila y hacer una travesía andando para salvar las estribaciones del final del cordal donde se ubica el Col d'Oncet. Esa zona, y con la técnica adecuada, me permite adelantar a varios corredores que no van muy bien andando como esquiando .... es lo que tiene el esquí de travesía que debes estar bien en varias disciplinas.
Casi nos hacemos 500 metros de distancia antes de colocarnos las tablas de nuevo y, foqueando, realizar el último esfuerzo antes de la meta que ha sido colocada cerca de la Cabane de Toue.
Al llegar nos toca dejar la meta a la izquierda para pasar por una zona balizada para la entrada .... Llego al mismo tiempo que algunos colegas peñalaros (J. Carlos y David) del recorrido A que se sienten enfadados por el diseño de la entrada; les animo y entramos todos juntos .... ¡¡ Por fin, la Altitoy ha terminado !!
Aquí están los perfiles de desnivel de las 2 jornadas:
Jornada 1: Desnivel + 1.160 m Desnivel - 850 m
Jornada 2: Desnivel + 1.140 m. Desnivel - 855 m.
Como resumen de la prueba: cada vez más participación de los Peñalaros (creo que este año nos hemos juntado cerca de 25 personas), prueba con más participación de las nacionales aunando la participación de excelentes campeones y de enamorados de la montaña y el esquí de travesía.
Sólo nos queda regresar al CEVEO, darnos una buena ducha y preparar el coche para el regreso; para la comida hemos elegido una pequeña pero cuca pizzería en la plaza de Luz, donde coincidimos con algunos de los compañeros.
Hasta el año que viene porque .... la ALTITOY es la ALTITOY y hay que estar .... como dice el amigo Luis Martínez: hasta que salga el famoso recorrido que todos los años nos prometen y que nunca se ha realizado ... I think so (creo)
Saludos,
José Antonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario