sábado, 5 de febrero de 2011

Pico Tres Provincias o Peña Cebollera Vieja - Madrid

Entre Madrid, Segovía y Guadalajara, la Peña Cebollera Vieja (2.129 m,)
Somosierra, 5 de febrero de 2011

Estoy en pleno proceso de recuperación del esgüince de rodilla y el grupo de esquí de travesía del Club RSEA Peñalara, al mando de Ezequiel Conde, propone una salida a este emblemático pico en la Sierra de Ayllón, en Somosierra.

El grupo (Los Luises, Pablo y Myriam) ha salido hacia las competiciones de la Copa de Asturias y a mi me toca recuperar en Madrid. La cita a las 9:00 en el pueblo de Somosierra. El grupo ya está desayunando en el bar del pueblo hasta que lleguen los más rezagados.

A las 9:25 ya nos estamos poniendo las tablas y .... al lado de la gasolinera del pueblo; esto promete aunque ya veremos más adelante que algunas zonas están despejadas de nieve.


En la gasolinera de Somosierra hacia el Tres Provincias
Lo bueno de este club es que hay salidas para todo tipo de estado físico de las personas; hoy el grupo lo componemos cerca de 20 personas, la mayoría con esquís de travesía, pero los hay con raquetas y a pie.

El camino no tiene pérdida y basta con seguir la pista forestal que, con orientación noreste, nos lleva hacia nuestro destino a través de lomas muy suaves, casí sin elevación y muy fáciles y cómodas para iniciarse en la travesía.


Hacia la Peña Cebollera Vieja (al fondo)
Uno no se acostumbra a este ritmo, totalmente diferente al que se impone en el grupo de entrenamiento, pero es un placer disfrutar de la compañía de excelentes amigos: Ezequiel, Pepe (el presi), José Luis (el secretario), José Félix, José Manuel, Fernando, Ricardo .... y tantos otros.

Pepe L. Hutado y José L. Aberturas
Hoy es un dia para disfrutar y mi estado de forma me permite ir delante, charlando con los que más "tiran", y detrás aninamdo a los más rezagados, junto con Pepe.

El día es precioso y la temperatura muy agradable. El ritmo, normal tirando a lento, permite que todo el mundo vaya avanzando hacia las estribaciones de la Peña.

La Peña al fondo
La pérdida de la senda original nos hace entrar en el bosque de repoblación que, como es habitual en los Peñalaros, provoca la división del grupo; unos, evitando perder altitud, realizan una travesía alrededor de un pequeño valle; la mayoría, descendemos hacia la senda original para volver a coger la pista forestal.

El bosque de repoblación en las laderas de la Peña y Cuerda Larga al fondo
Al llegar hacia una canal donde desagua un pequeño riachuelo de la Peña, ascendemos como podemos entre piornos hacia la loma cimera de la Peña. El grupo cada vez se distancia más pero lo importante es que todo el mundo ascienda.

Abandonando esta zona, dudamos que podamos esquiar algo en la bajada; el buen conocimiento de la zona por parte de los más experimentados del grupo nos permitirá disfrutar de algunos giros en el descenso.

Después de casi 4 horas, y acompañando a las últimas unidades del grupo, llegamos a la cima donde un monolito reconoce la divisoria de las 3 provincias y el vértice geodésico identifica la cumbre, bastante mesetaria.

En la cumbre de la Peña Cebollera Vieja (2.129 m.)
El grupo hace tiempo que ha llegado a la cumbre, incluso he visto a Ricardo bajar rápido para poder llegar a comer a Madrid, pero mi satisfacción es que ha sido un día radiante de sol y mi maltrecha rodilla ha respondido correctamente. Apenas tengo tiempo para recuperar un poco de energía con un pastelito y unos sorbos de agua y me preparo para el descenso.


El grupo preparando el descenso

El descenso lo realizamos cada uno con nuestras mejores técnicas de esquí y mirando muy bien por donde colocar las tablas por la escasez de nieve en la zona cimera de la Peña. No obstante, y al dirigirnos hacia una pequeña vaguada, disfrutamos de algunos giros en nieve perfecta.

Nos ponemos las tablas en la mochila (en esta maniobra se nota los que venimos de las carreras respecto al resto) y descendemos hacia la pista que nos llevará al pueblo de Somosierra.

porteando las tablas en la zona baja de la vaguada del rio que desciende desde la Peña
Llenamos los bidones de agua en el río y nos lanzamos en un descenso cómodo por las pistas forestales. El ritmo es bueno y me permite recuperar prácticamente el tiempo que los primeros me han sacado al adelantarse en la bajada desde la cumbre. Como en la subida, el descenso lo realizo con varios grupos dependiendo del ritmo con el que realizan la bajada.

Finalmente, y después de sortear varias zonas sin nieve prácticamente en las cercanías del pueblo, llegamos las primeras unidades del grupo a la gasolinera después de 5h 37', 15,43 km de distancia y 770 metros de desnivel positivo.

Una excelente comida planificada por el amigo Ezequiel en un restaurnate del pueblo, junto con la agradable charla del grupo en la sobremesa y el riego del gaznate con un vino reserva aportado por el amigo José Luis pone colofón a esta excelente jornada de los Peñalaros .... la ventaja de estar en un gran Club de amigos.

Saludos,
José Antonio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario