sábado, 16 de julio de 2011

Vuelta al Aneto 2011 - entrenamiento

Mejor verlo de día
Benasque, 16 de julio de 2011

Ya estoy recuperado del GTP (bueno, todavía queda algún tema pendiente en lo anímico) cuando ya he tenido que cambiar el registro y seguir con la preparación para el próximo proyecto: el Trail Vuelta al Aneto.

Según los planes previstos por el impulsor de esta idea, Paco D. Briones, salimos de Madrid el viernes camino a Benasque. Nos acompañan María y Manel, en el mismo coche, y allí nos encontraremos con otras 3 personas que Paco ha conseguido incorporar al grupo: Lali, Nieves y Luis. El objetivo es poder entrenar un tramo del trail, como complemento al plan de preparación, y última etapa de larga distancia antes de la prueba.

De su propuesta para realizar el tramo Benasque-Vielha, vamos concretando que, seguramente, será más interesante poder analizar los tramos que, teóricamente, haremos de noche. El proyecto queda, sobre todo para no cansar a los que no están tan acostumbrados, en el tramo Gausac-Llanos del Hospital.

La compañía (nuevos amigos y los ya conocidos), el paisaje y la belleza de Las Maladetas desde el Puerto de la Picada han puesto colofón a esta larga actividad. Ahí va la crónica.

el Aneto desde el Puerto de la Picada
Durante el camino hacia Benasque recordamos que nuestro amigo Ángel Luis Santamaría e Isabel, su mujer, están alojados allí pasando las vacaciones. Tratamos de localizarles y en una parada del camino recibimos su llamada .... hoy tenemos preparada una paella bomberil en el Camping Aneto .... aliciente más que suficiente para no retrasarnos. Como estamos en Siétamo pues nos toca llevar para el postre las excelentes tortas-empanadas de manzana y cabello de ángel; recordar parar allí si vais camino de los Pirineos hacia Barbastro: Panadería Ferrando. Desde que lo conocí gracias al amigo Jesús Corrales, se ha convertido en una clásica parada.

Parada técnica en Villanova, donde nos alojaremos estos días, y subida rápida para la cena. Es grato encontrarse con amigos después de algunos meses ... los diferentes proyectos que nos van moviendo a cada uno nos hace coger algo de distancia .... pero los reencuentros son más apetecibles. Bonita "choza" se ha montado el amigo Ángel en este bello paraje, seguramente el valle más bonito del Pirineo.


Ángel L. preparando la cena

Lo mejor de la cena, la sobremesa .... charla con los amigos, recuerdos de las cercanas jornadas y algún que otro debate amenizan los postres de la excelente cena que nos han preparado; estos días están con Ángel e Isabel unos amigos de Vizcaya; ellas, no tan apasionadas como ellos a la montaña, ya van notando el cansancio de las "marchitas" que les están organizando. ¡¡Benditas las compañeras de los montañeros!!

Paco ha organizado el transporte que nos recogerá en Benasque a las 6 de la mañana y que nos acercará hasta Vielha ..... bueno un poco más allá .... tal vez un poco más ..... o un poco más, todavía. Si nos descuidamos, alguno se hubiese apuntado hasta Artiga de Lin ¿eh Luis?

Hemos decidido este tramo del Trail del Aneto, en su versión larga, para reconocer el terreno y estar seguros de las notas del rutómetro de la organización .... porque por la noche, y a nosotros nos tocará a esa hora pasar por allí, como dicen en el pueblo ¡¡todos los gatos son pardos!!

Ángel, el único taxista de Benasque, nos deleita con algunas de sus correrías en las competiciones de esquí de montaña con viejos conocidos de Paco ... este mundillo es más pequeño de lo que nos imaginamos. Buen tipo este Ángel que debe buscarse la vida en una zona cada vez con oportunidades más escasas.

En algo más de 1 hora estamos entrando en el nuevo túnel de Vielha y ya tratamos de localizar el recorrido que desde la boca sur nos hará remontar hasta el Puerto de Vielha y, descendiendo hasta la boca norte, tomar el GR que nos llevará, paralelo a la carretera hasta Vielha, único lugar con cierto avituallamiento el día de la carrera  ..... porque el Trail del Aneto es en autosuficiencia; esto es, sales de Benasque con lo puesto y, exceptuando la parada técnica en la capital del Valle de Arán, llegas con lo mismo .... bueno, sin algún kilo de peso y con alguna ampolla en los pies.

el grupo en las calles de Gausac, cerca de la iglesia
A las 7:40 nos ponemos en macha. El camino sale justo enfrente de la iglesia, por la Calle Mayor, hacia la parte alta del pueblo donde nos encontramos las señales PR-115 que nos llevará hasta la Bassa d'Oles en un bonito camino, que cruza varias veces la pista asfaltada que llega hasta la balsa, a través de un bosque de avellanos y fresnos.


Llegando a la Bassa d'Oles
En el camino Luis ya ha comenzado a sentirse algo indispuesto; algunos problemas del pasado junto con una falta de entrenamiento le irán pasando factura según iremos viendo según avancemos en el camino.

Desde ese punto, a la izquierda del refugio, abandonamos el PR y nos dirigimos por senda hacia la Cabaña Anheths, reconocida por el abrevadero doble, cada uno con su correspondiente fuente de las que se puede beber agua sin problema.


Paco y Lali rellenando los bidones de agua. Luis recuperándose
Seguimos la senda, que el paso de las máquinas ha ensanchado para las sacas que se están produciendo estos días en el monte, y el camino desciende hacia una amplia senda que nos llevará hasta el primer control de la zona: Gèles.

Bromeamos con el cartel de Caza Controlada (en catalán) con el amigo Manel, originario de esta región y su lectura literal en castellano, obviando la cedilla, y mis recientes problemas del GTP .... bueno, mejor pensar sin tanta motivación escatológica.


Llegada a las Cabañas de Gelès

Llegamos a las cabañas de Gelès y tomamos un pequeño descanso. De ahí salen 2 caminos casi en paralelo.

Pequeño debate de cual tomar y las indicaciones del rutómetro nos ocasionan un despiste que alguno pagará con la retirada. Bueno, en eso consiste la ruta de hoy ... descubrir el camino con tranquilidad y evitar problemas mayores el día de la carrera.

No hemos avanzado nada más que apenas 500 m. desde Gelès y se pierde totalmente el camino. Una lucha inutil contra la maleza y los árboles caidos nos hace pensar que es mejor remontar la pendiente hacia donde se supone que se dirige el camino superior que no hemos tomado.

Las chicas en plena gymkhana
¡¡Esto es otra cosa!! En menudo follón nos hemos metido cuando si hubiesemos tomado el camino superior todo sería más fácil .... así es la montaña de divertida.

Viene lo mejor de la jornada .... a la vuelta de uno de los pasos por el camino que nos lleva hasta Artiga de Lin descubrimos la primera imagen del Aneto y su glaciar.

el Aneto
Un largo descenso nos llevará, por un camino algo resbaladizo, hasta la orilla del río Joèu, donde lo atravaseraemos por un puente dirigiéndonos hacia la carretera, camino a la Artiga de Lin.


paso del río Joèu, afluente del Garona, con las aguas del glaciar del Aneto
Luis, subiendo por la carretera hacia el refugio de Artiga de Lin, va dando muestras de cansancio y no sabemos si será posible que mantenga un ritmo adecuado a la mayoría del grupo. Cuando llegamos al cartel indicador de la zona, y después de reconocer lo que todavía queda del camino, decide regresar por medios mecánicos a Benasque. Le recordamos que lo mejor es que alguien le acerque hasta Vielha para, una vez allí, tomar un taxí hasta nuestro punto de partida. Lástima porque es una excelente excursión pero prefiere descartarse a retrasar al grupo ... no es fácil tomar esas decisiones y eso hace más grande a las personas.

En poco más de 30' llegamos a la campa delante del chalet-refugio de Artiga de Lín. Aprovechamos para reponer fuerzas (bueno, yo he tratado de probar una estrategia que consiste en comer pequeños bocadillos durante la marcha), reparar alguna vieja lesión del GTP (Paco tiene los restos de las ampollas que le produjo la calurosa jornada) y reponer líquidos.

paso por el refugio de Artiga de Lin camino al Puerto de la Picada
La cosa está casi hecha. Ya sólo queda remontar cerca de 1.000 m. de desnivel hacia el Puerto de la Picada y descender hasta el Vado donde tomaremos el autobus o estará, si ha tenido suerte, el amigo Luis con el coche.

El camino nos dirige hacia el torrente del Pomero que tenemos que cruzar por una palanca; junto nada más pasar ese punto, abandonamos el camino que llevamos y giramos, con destino oeste, casi 45º para, cruzando unas campas, distingir el camino que cada vez se encajona más hacia el Collado del Infierno (Clòts de Lunfèrn).

Lali y María caminan a paso firme pero con lentitud .... Manel ha decido apretar el ritmo y sin casi percibirlo le perdemos de vista .... Paco y Nieves marchan bien ... yo, con excelentes sensaciones ... Ojala el día de la carrera puede allegar hasta aquí en estas condiciones.

Al fondo el Clòts de Lunfèrn, paso prevío al Puerto de la Picada
Paramos en un punto intermedio de la larga subida para reagrupar a las unidades, refrescarnos en el arroyo que desciende por el barranco y motivar a los últimos. Lali va cada dez más cansada pero es obstinada y fuerte y lo único que nos pide es que ella debe marcar su propio ritmo ... no hay prisa.

He decidido seguir los pasos de Manel y aprieto en la zona final de la subida. Casi he llegado al collado cuando advierto la llamada de Manel desde el cresterío de mi derecha, cerca del Tuc dera Escaleta.

Estamos en los 2.408 m. de altitud y sólo nos queda unos metros hasta el Puerto de la Picada.

Vista de la zona del Clòts de Lunfèrn desde el Puerto de la Picada
He tratado de llegar rápido porque me consta que hay cobertura de móvil en esta zona. Hoy es el cumpleaños de mi hijo Txema y quiero felicitarle desde este lugar privilegiado. Me acuerdo de él viendo el paisaje y me embarga la emoción ¡¡Ojala algún día pueda estar por aquí conmigo!!

Manel ha subido a un pico cercano al Puerto con las maravillosas vistas de Las Maladetas, el glacial, el Aneto ¡¡Menudo espectáculo!!

Las Maladetas y el Aneto a la izquierda
Esperamos al resto del grupo, que van llegando a cuentas gotas, cuando Paco se adelanta y nos sugiere que nos bajemos para adelantar la llegada de un coche que nos retorne a Benasque. Dicho y hecho pero al final Lali se recupera y no nos tiene que esperar en el Vado.

Reticente al uso de geles, Lali ha sufrido una pequeña pájara que ha resuelto el bueno de Paco inyectándole medio gel en la boca. Los resultados son excelentes y cuando llego al Vado con el coche esté totalmente recuperada.

Vista de Pllan d'Están desde el Puerto de la Picada
El descenso es vertiginoso siguiendo al amigo Manel ... dejamos el camino a derecha e izquierda ... bajamos campo a través y recortando lo que podemos .... tanto que al final me despisto y abandono el GR para llegar hasta la carretera de La Besurta. Finalmente, retomo el camino, después de verificar que Manel no me espera en la parada del bus de La Besurta, y llego con casi 1 hora de retraso a la campa enfrente del Hospital. Recogemos agua en la fuente del hotel y nos dirigimos hacia el Vado donde sabemos que ya se encuentra Luis.

Recogo el coche en Bensaque y subo a por el resto de los compañeros para ya dirigirnos todos a casa de Paco, tomar una ducha y prepararnos para el ágape que nos han preparado en el Hotel Eriste, junto con el grupo de Ángel Luis e Isabel.

Buenas sensaciones en el test porque vengo fuerte del entrenamiento del GTP y sin prácticamente desgaste porque lo abandoné en el km. 50. Los caminos cómodos que nos permitirán un avance rápido por esta zona (o eso es lo que nos imaginamos en estos momentos; ya veremos lo que depara el día de la carrera). Buena compañía y excelentes personas que recordaré. Ahora ya sólo queda el día definitivo.

Saludos,
José Antonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario