sábado, 8 de septiembre de 2012

UTMB CCC 2012 - La prueba. Capitulo 1: el viaje y otros temas

Logística de una prueba de trail running fuera de España
Colmenar Viejo, 6 de septiembre de 2012

La larga temporada ha tenido su recompensa con la finalización con éxito en la prueba estrella, el Ultra Trail du Mont-Blanc, en la versión "corta" del CCC (Courmayeur-Champex-Chamonix).

En pleno proceso de recuperación de la prueba, y aprovechando los últimos días de vacaciones, he preparado un resumen de los 4 días que ha supuesto este evento, desde que partimos de Madrid el miércoles 29 hasta nuestro regreso el sábado día 1.

Bolsa del corredor en el CCC 2012, con dorsal personalizado
Con el fin de hacer más ameno el relato, dividiré la crónica en 2 partes; ésta, la primera, desvelará los pormenores de los preparativos, el viaje, la logística, las impresiones antes y después de la carrera, detalles del material una vez usados; la segunda, describirá la propia carrera, las anécdotas así como aspectos que sirvan a futuros corredores.

Un primer consejo es que una prueba de estas características, si como yo os consideráis corredor popular cuyo objetivo es finalizar, debe abordarse para disfrutar en compañía de amigos; hablan de ella como la gran fiesta del trail running (no sé si mundial pero sí europeo) y así debemos tomárnoslo. Con el fin de poder ir acompañado, la organización permite la inscripción "enlazando" a los corredores con un código de grupo; así lo hicimos Paco y yo, consiguiendo ambos plaza.

El proceso de pre-inscripción, sorteo de plazas y envío de la documentación se inicia a finales de diciembre; no hay prisa porque las mismas oportunidades tienes si te inscribes el primero como si lo haces ya finalizando el periodo. Bueno, en realidad, el proceso empieza mucho antes con las carreras clasificatorias que, como novedad para el año 2013, deberán aportar como mínimo 2 puntos. Otra recomendación: no busques carreras fáciles .... prepara un calendario que te permita conocer tu disposición a estas carreras en distancias sobre los 42-50 km. y sobre una distancia similar (80-100 km) al UTMB-CCC. Las primeras te darán (si supera los 50 km) 1 punto; el segundo grupo te proporcionará entre 2 y 3 puntos. Correr por sensaciones y preparando tu mente al esfuerzo extremo te ayudará a superar lo que allí te encontrarás.

1.- El viaje:
Hay que preparar el viaje con tiempo, si es que no deseas que tu cuenta corriente se resienta. Las buenas gestiones de Paco nos hacen conseguir un excelente precio en Swiss Air para el vuelo Madrid-Ginebra; casi a precio de low-cost pero con las ventajas de una compañía de bandera. Creo que es el mejor método para ir a la carrera a no ser que puedas disponer de tiempo para pasar unos días antes en Chamonix como parte de las vacaciones. Nosotros decidimos salir de Madrid en un vuelo hacia la capital económica de país helvético el miércoles y poder disfrutar del salón del ultra-trail y de la belleza del Valle de Chamonix (luego desvelaré que ni una cosa ni la otra)

Analizamos las oportunidades que teníamos, una vez en Ginebra, para desplazarnos a Chamonix y nuestra decisión fue alquilar un coche en el mismo aeropuerto; el coste es algo superior a un servicio de transfer (navette) puerta-a-puerta que sólo nos permitiría movernos los días de ida y vuelta; creo que ha merecido la pena.

2.- El alojamiento:
La base logística en Chamonix (bueno en realidad estuvimos alojados en Argentière), también por la excelente gestión de Paco, fue un albergue (gîte d'étape) llamado Le Mouline.

Gîte d'étape Le Moulin, en Argentière
Ubicado en la salida de Argentière, es un lugar cómodo y limpio, con ambiente montañero (está ubicado en el Gran Recorrido que realiza la Travesía du Mont-Blanc) aunque con gente (se me hace difícil decir esto de los franceses) algo ruidosa motivada por los efluvios de los caldos que acompañaban en las cenas .... en todos los sitios cuecen habas y nosotros, los españoles, tenemos la fama.

El desayuno no es nada excepcional y lo tuvimos que complementar el día de la carrera con algo de embutido y fruta; eso sí, las cenas de "chuparse los dedos": sabrosas y contundentes, lo que va muy bien para los andarines montañeros que dejan caer sus maltrechos huesos por esos lares pero no tanto para los corredores.

Una salita común ayudaba a relajarse después de la cena. En mi caso, un reciente regalo del libro sobre la vida del Duque de los Abruzos (qué mejor sitio para continuar con la lectura iniciada en Madrid que la Alta Saboya) compartió conmigo las 2 noches que allí pasamos .... en la tercera, bastante tenía con seguir en la carrera y aguantar el chaparrón que nos cayó encima.

Nuestra base logística en Argentière (en primer plano el coche que alquilamos)
el primer día .... cuando el tiempo todavía era bueno
La habitación, de 6 personas, fue compartida con 2 grupos diferentes que no entendían que lo que ellos llevaban cerca de 7 días realizando, nosotros lo fuésemos a hacer, prácticamente por el mismo recorrido, en una misma jornada y sin parar. Todos nos desearon toda clase de suerte en nuestro reto ... así es el mundo de la montaña con independencia de la nacionalidad o la práctica deportiva que predomine.

3.- Visita a la Feria del Corredor:
La misma tarde de la llegada, y una vez aposentados en nuestra sala de dormir, nos dirigimos a la Feria del Corredor (Salon de l'Ultra-Trail) ubicado en la Place du Mont-Blanc en Chamonix, muy cerca del Centro Deportivo donde se recogen los dorsales.

presagio de la pertinaz lluvia de la carrera en Salon de l'Ultra-Trail
Tenemos como objetivo, además de ponernos a la última en "tendencias" del material de esta disciplina deportivo (¡¡atención con la tarjeta de crédito!!), poder distribuir los folletos de la próxima edición del Gran Trail de Peñalara 2013. Felipe, su director, nos ha pedido llevar hasta allí unos folletos en inglés para que todos los participantes conozcan la carrera de nuestro club, RSEA Peñalara, en la Sierra del Guadarrama.

Con el panorama, no tuvimos demasiadas oportunidades y después de esperar a que descampara un poco, regresamos a nuestro albergue para cenar (es un refugio y la cena se sirve más bien pronto, sobre las 19:00 horas) y descansar del largo viaje.

Al día siguiente, y después de recoger el dorsal y realizar los trámites de inscripción, volvimos a visitar la feria con más oportunidad para realizar compras, saludar a viejos amigos (Carlos Ultrarun, presente en el stand del 100 Km del Sahara) y a los compatriotas que participan con algún stand (Trail del Aneto, Transvulcania)

La mañana del dia siguiente en el Salon de l'Ultra-Trail
Salí algo decepcionado porque las marcas no llevan muchas novedades; los stand de algunas tiendas de Chamonix, presentes en la feria, tenían alguna buena oferta y el número de casetas dedicadas a las múltiples carreras por todo el mundo llenó de deseos el baúl de proyectos. No recomiendo las compras para el mismo día de carrera (aquello de probar el material antes de una gran carrera) pero los recuerdos propios del material (manguitos, pantorrilleras, gorro, camisetas) con el logo de esta mítica prueba no debéis renunciar a ello.

La feria es el primer momento donde percibes la dimensión de esta carrera: corredores de todo tipo (profesionales, semi-profesionales, populares), de toda condición (los que disputarán y los que iremos a terminar) de múltiples nacionalidades y culturas .... todos unidos por un mismo objetivo: el Ultra-Trail du Mont-Blanc.

4.- Recogida del dorsal:

El segundo día de nuestra presencia en tierras galas lo dedicamos a la recogida del dorsal, vista a Chamonix y, como ya he descrito antes, la visita a la feria del corredor.

Esperando en la cola para la recogida del dorsal .... con lluvia
Aquí se nota la excelente preparación (no en vano, ya llevan 10 ediciones) en la logística de este proceso, la perfecta y cuidada organización así como el respeto y atención hacia los corredores por parte de los voluntarios que participan en este proceso.

Siempre es complejo elegir el mejor momento para este acto; nosotros estuvimos a primera hora, nada más abrir el plazo a las 10:00 horas, y nos llevó todo el proceso casi 1 hora. A la salida nos encontramos con Jesús y su compañero de carrera y parece que nos les llevó tanto cuando, tomando una cerveza en la carpa de la feria del corredor, les volvimos a ver.

Lo que si os digo es que la sangre empieza a fluir a otro ritmo cuando estás en ese momento; es todo un proceso casi místico .... estamos en la cumbre del trail running europeo y a punto de conseguir el tan ansiado dorsal que nos permitirá participar en el UTMB-CCC .... y comienza el espectáculo.

a punto de recoger el dorsal 6226 para el UTMB-CCC 2012
Una serpenteante fila te hace pasar por diferentes áreas donde vas cumplimentando los diferentes aspectos que la organización te va solicitando.

Antes de pasar a la descripción del proceso, conviene que recuerde que, a diferencia de otras carreras, en el UTMB debes presentar el material obligatorio el día que recoges el dorsal. Atención: sólo es necesario presentar el material que llevas en la mochila (si queréis más detalles, entrar en la web de la organización); había algunos corredores que se presentaron con el equipo de vestimenta puesto (pantalón pirata, calcetas ....) lo que no dejaba de ser algo gracioso con la que estaba cayendo fuera.

El primer paso es la acreditación personal mediante un documento oficial (DNI, pasaporte) con fotografía; conviene ver en la lista exterior el número de dorsal.

Dorsal 6226: SANCHO, José Antonio
Verificada la identidad, comienza la distribución de material (chip, brazalete, dorsal) previo depósito de una fianza de 20 Euros que será devuelta al finalizar la carrera. Te hacen entrega de una lista de material obligatorio y pasas a la segunda área.

Aquí estriba una de las diferencias sustanciales con otro tipo de pruebas, la verificación del material obligatorio. La persona te pide la lista y solicita un número indeterminado (a mi me solicitaron 3: el teléfono, el chubasquero y el gorro) de elementos que verifican con escrupuloso detalle. En el caso del chubasquero, se dedicó a buscar el tipo de membrana que tenía la prenda.

Ya lo comenté en la entrada anterior del blog .... no vale la pena engañar a la gente de la organización; es por nuestra seguridad lo que piden y, en esta edición, doy fe que alguno lo pasó mal por estar "tacañeando" con el material. Ya os daré detalles en la entrada de la descripción de la carrera.

Verificando el material
Te hacen firmar el documento como compromiso ético de que llevarás todo al día siguiente, en la carrera, y te hacen pasar a la siguiente zona donde te colocan la cinta distintiva del trail, en mi caso el CCC en color verde, en la muñeca (para que otro no corra por mí) y el chip de seguimiento en la mochila (en el dorsal también va otro chip que permitirá a tus conocidos poderte seguir en la carrera a través de las redes sociales principales). Te explican cómo debes ponerte el dorsal y te hacen entrega de un documento para, en nuestro caso, la hora de salida del autocar que nos llevará. a través del túnel del Mont-Blanc a Courmayeur.

Ya vamos casi finalizando el proceso. Toca recoger la bolsa para la ropa que tendremos disponible en la meta, también personalizada a través de una pegatina con tu número de dorsal y el nombre (el foco de la prueba está en el corredor .... que bonito)

Por último, toca recoger la camiseta de la prueba. Ya no vale que talla deseas, en el dorsal y en todos los documentos aparece la talla que elegiste en el momento de la inscripción. Ya has finalizado el proceso.

Satisfecho después del proceso de recogida del dorsal ¡¡esto empieza!!
En la sala, un gran espacio que ocupa la casi totalidad de la cancha deportiva cubierta del centro, están presentes los stand de los dorsales solidarios, que te permiten correr la prueba sin necesidad de participar en el sorteo, así como un espacio reservado a los voluntarios del trail y a los acompañantes (autobús, etc.)

Finalmente, nos encontramos un mesa redonda donde pudimos colocar los folletos del GTP que habíamos traído desde Madrid .... animando a algún que otro corredor a que recogiera algún documento.

A la salida, un último vistazo al parte de la meteo, cosa ya conocida, para confirmar que mañana tendremos un mal día: asegurado el agua durante toda la carrera, con frío en las cumbres, cota de nieve a los 2.000 metros y con las primeras sensaciones de que el recorrido será alterado ... al día siguiente lo confirmaremos.

al mal tiempo .... buena cara ¿quién dijo miedo?
5.- Paseo por Chamonix:

Es hora de dejar las cosas en el coche (otra de las ventajas de tener transporte propio en la zona) y pasear tranquilamente por Chamonix.

Decoración especial por el UTMB
Siempre es bonito poder conocer el entorno donde se disputará la prueba y Chamonix, como lo es Benasque en España, tiene algo de especial en el mundo de la montaña.

Es día sigue siendo desapacible pero la lluvia, que no ha dejado de caer, ha remitido en su fuerza y hace agradable el paseo por la ciudad. Visitamos la zona por donde llegaremos, si la suerte y las fuerzas nos acompañan, a meta.

La meta en la plaza cerca de la casa de los guías
Aprovechamos para realizar unas últimas compras de recuerdos, visitar una de las grandes tiendas de deporte de la zona y almorzar en un restaurante italiano bastante agradable y que Paco conocía de anteriores veces que ha visitado la zona.

No nos olvidamos de visitar el monumento a los precursores del alpinismo moderno (H.B. de Saussure y su guia Balmat) que nos indica dónde se encuentra el Mont-Blanc y la ruta que siguieron (Les Grand Mulets) para culminar lo que era, en su época, la montaña más alta del mundo conocido.

sí, sí ... ahí está el Mont-Blanc le dice Balmat a Horace

6.- La preparación de la prueba:

Hay que dejar todo preparado el día de antes; nada debe dejarse a la improvisación .... repasar la lista de material (sí, sí ..... mejor 3 veces que ninguna) .... revisar el itinerario a través del croquis del trazado (distancias, desniveles positivos y negativos, puntos de avituallamiento, tiempos de paso) ... preparar la bolsa para después de la carrera (ropa seca, toalla y material para la ducha).

Es muy importante saber y recordar dónde se coloca cada material en la mochila; en nuestro caso, llevamos una bolsa de 5 l. en la parte delantera, lo que ayuda a colocar los elementos clave más a mano (manoplas de lluvia, geles energéticos, frontal, mapa de desnivel, móvil). Con la previsión de lluvia, fundamental llevar todo muy bien protegido .... puede utilizarse unas bolsas de basura o bien, es mi recomendación, unas bolsas de las que se utilizan para congelados con cierre. Se agradecerá cuando llegue el momento del cambio de ropa, encontrar la camiseta seca.

La preparación mental es clave .... y por supuesto no se hace en los 2 últimos días. No hay que temer a cómo te encontrarás el día de la prueba (lo hecho, hecho está y por mucho que te empeñes, no cambiarás nada y te perjudicará estar nervioso el día previo). Lo mejor es relajarse y disfrutar el momento .... una buena comida (no demasiado consistente) y una buena siesta con tu música elegida ayudará a estar descansado .... un paseo previo a la cena y, después de ésta, una buena lectura que te desenganche de los temores que te embargarán.

Comenté con Paco haber trotado el mismo miércoles cuando llegamos a la zona; no pudo ser por la climatología pero no hubiese estado mal; lo suelen hacer muchos corredores porque ayuda a relajar la musculatura después del viaje.

7.- El material después de la prueba:

Quiero incluir este apartado especial porque me parece relevante expresar la opinión del material que ya había comentada en la anterior entrada del blog. ¿cómo se ha comportado? en términos generales, a la altura de lo previsto ..... pero ......

Primera y segunda capa (pirata Salomon, camisetas térmicas, segunda capa Craft, pantorrilleras Salomon): según lo previsto (cómoda, caliente, evacuación del sudor adecuado, sin rozaduras); nada que objetar. Apliqué el siguiente criterio para la ropa (no me cambié de pantalón durante todo el recorrido, entre otras cosas porque no tenía posibilidad de recambio); Courmayeur-Champex: camiseta térmica de manga larga y camiseta de manga corta. Champex-Chamonix: camiseta térmica sin magas y segunda capa Craft; a partir de Trient incorporé un forro-polar. En todo el recorrido después de pasar 1 km. del refugio Bertone, tercera capa superior y desde Champex-Lac tercera capa inferior.

Calcetines: llevé en la primera parte (hasta Champex-Lac) los Rywan que me parecieron fríos para esas latitudes; después utilice unos de Decathlon Trail 500 (los llevaba junto con otros Rywan de reserva) y me parecieron más confortables. Para próximas ediciones, hay que pensar en este aspecto porque me parece fundamental

Zapatillas (Brooks Cascadia 7): unas campeonas; han aguantado el chaparrón, el barro, la nieve. Me han parecido algo frías para estas latitudes cuando el tejido estaba completamente mojado y el frío de los collados se hacía intenso; he echado de menos unas zapatillas con membrana (¡¡quién me lo iba a decir¡¡) lo que tomo nota para futuros proyectos (conviene tener zapas de varios tipos) y los descensos con barro fueron un verdadero calvario para todos los corredores; coincidimos, antes de llegar a Argentiére con los primeros del UTMB y llevaban el culete igual de embarrado que nosotros, síntoma de haber resbalado. Esta zapa al no tener dividida la zona intermedia de la suela, no fija adecuadamente las polainas, lo que ha ratificado lo anunciado en mi anterior artículo (no es adecuado llevar polainas con barro con este tipo de zapatillas)

La mochila y su complemento (Salomon): ni que decir, evacuaba perfectamente el agua que caía al interior (ja, ja, ja); no hay mochila que resista este aguacero, a no ser que te la pongas por debajo de la tercera capa (lo hacen los pro); había mucha gente con un chubasquero pero el viento y el movimiento les provocaba que la mochila quedase expuesta a la lluvia; lo dicho, mejor el material en bolsa y no nos preocupemos de la mochila.

La tercera capa (RaidLight): aquí si he notado una cierta sensación de instatisfacción; empiezo por lo positivo: manoplas (han aguantado perfectamente la lluvia), pantalón (estanqueidad y corta-viento), chaqueta (corta-viento); vamos a lo negativo: manoplas (no han evacuado el calor de las manos, tal vez por llevar guantes de fibra polar); pantalón (el roce en las perneras, después de tantos kilómetros, ha hecho perder parte del color del material, lo que no sé si habrá implicado pérdida de propiedades), chaqueta (igual que los pantalones, ha perdido parte del color en zonas de máximo roce y no evacuó correctamente el calor interno). Sinceramente, creo que este material está más pensado para "pasar" los controles de material con el mínimo peso y el mínimo espacio y, en todo caso, poder disponer de ello en un espacio (tiempo-distancia) relativamente corto .... no en más de 80 km y 19 horas ¿cómo se hubiese comportado otro material? buena pregunta pero que mi cartera no podrá responder en algún tiempo.

Linterna-frontal (Led Lenser): lo pasé fatal al bajar desde Catogne a Vallorcine por falta de intensidad en la luz; no sé si se debe al uso intensivo que hice en la zona de Catogne (larga travesía antes de llegar al control con un paraje nevado digo de disfrutar con luz intensa) o al frío y la respuesta de las pilas (o a las propias pilas compradas en "plan barato" en un centro comercial o, tal vez, al uso inadecuado de la máxima en el uso de la frontal (en subidas, bajar la intensidad; en bajadas, aumentar la intensidad). Incorporé nuevas pilas en Vallorcine y todo se resolvió.

Sensación en general: cada vez que parábamos en un control, nos quedábamos tremendamente fríos; no era una cuestión de capas o de material mojado sino de permanente humedad en el ambiente. Me ayudó a reactivar el calor interno los caldos de la organización, trotar nada más salir de los avituallamientos y ponerme el buff en la boca para ayudar a que entrase en el organismo el aire más caliente. Si confías en tu material, como es mi caso, sabes que todo quedará resuelto en 5-10 minutos; aquí la cabeza te juega unas malas pasadas y hay personas que sienten que el problema va a continuar (el frío, la humedad) y que lo pasará peor.

Bueno, ya os dije que el artículo sería largo ..... ahora toca explicar la carrera y las sensaciones en ella.

Saludos,
José Antonio.

3 comentarios:

  1. enhorabuena por terminar el ultra!!soy vecino tuyo y acabo de descubrir tu blog.muy bueno. por cierto me gustaria hacerte una consultilla de material. mi correo es dani_gg85@hotmail.com o si me das el tuyo te escribo. muchas graciad y nos vemos por el monte!!!!

    ResponderEliminar
  2. Coño Joseli, se te ve más delgadito en las fotos, y eso que son de antes de...!!! Cuídate tío que te estás metiendo unas palizas de vértigo y enhorabuena bestia parda!! A ver para cuando ese segundo capítulo, este es cojonuo. Abrazos. Pablo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, yo viví al igual que tu la hermosa experiencia de ser finisher de la CCC. Me ha llamado la atención el problema de intensidad con tu led lenser. Yo tube ese mismo problema, con pilas nuevas. En el avituallamiento cambié las pilas y todo bien. Y no solo eso, otro compañero de la UTMB con el mismo frontal e identico problema.
    Enhorabuena!

    ResponderEliminar