domingo, 11 de agosto de 2013

Kilómetro Vertical a Peñalara

Puro KV .... pura carrera por montaña .... pura montaña
Valsain, 11 de agosto de 2013

La cita Valsaín, en pleno bosque de la ladera norte de la Sierra del Guadarrama que, lamentablemente, ha quedado al margen de la zona protegida del Parque Nacional. La fecha, en pleno mes de agosto ..... uff qué calor!! ... el reto .... un KV (kilómetro vertical), que según reglamento de la FEDME, se asciende 1.000 metros de desnivel en menos de 5 km. de distancia. Puro KV en la Sierra del Guadarama ... prueba explosiva.

en plena pedrera norte a Peñalara (foto Kataverno)
Desde el GTP (TP60K) a finales de junio, todos los entrenamientos han ido orientados a esta prueba aunque algunos excesos (Dos crosses ....) han repercutido en la preparación y una molestia en la rodilla derecha ha estado a punto de descartarme de la prueba.

Pero las ganas de disputar este tipo de prueba, estar con la gente que organiza la prueba, amantes de la montaña y las actividades en su tierra, y la zona (mi querida Peña del Ara) así como ascender este mes de agosto, dentro del proyecto 99 años + 12 meses, a Peñalara de una forma diferente eran motivos suficientes para apretar los dientes y tirar al monte.

Cartel oficial de la prueba (foto: Real Sitio Gran Slam)
Unas semanas antes realicé un reconocimiento de la prueba y no me vino nada mal; de hecho, durante el ascenso pude superar a muchos corredores que desconocían el trazado y estaban pagando el esfuerzo en los primeros kilómetros .... proceden del asfalto y esto de la montaña .... se les viene algo grande (eh Cesar?)

La primera parte, unos 3,5 km. con 200 m. de desnivel positivo, desde el CENEAM de Valsain sirven para llegar hasta el lugar donde se produce el lanzamiento oficial de la prueba ... por delante esos 1.000 metros positivos de desnivel con ciertos tramos planos que ayudan a recuperar, de forma breve, el aliento.

CENEAM en Valsaín ... en plena naturaleza
Merece la pena realizar una visita, no con tanta prisa, por este bello paraje y con buenos senderos para disfrutar de la belleza del bosque de Valsaín y la mal llamada Cueva del Monje, claramente un dolmen como ya identificó Dionisio Chaulié porque observó que la piedra superior no es de la misma clase que la de los soportes en que se apoya (ver página 100 del libro Guadarrama Guía de la Sierra, por un montañero)

Pasamos por la fuente del ratón, ya cerca de la pista asfaltada que nos dirige hacia la otra fuente, de Abastas, desde donde, en sus cercanías, sale una pista-descargadero donde se fija la salida cronometrada.

Fuente de Abastas
El camino se realiza como en familia .... en realidad, toda la prueba se realiza como en familia ¡¡cómo me gustan este tipo de carreras!! Lo siento por los organizadores que prácticamente cubren gastos (10,00 Euros costó la inscripción) con tan pocos corredores (algo más de 100 personas nos inscribimos) pero venía de una mala experiencia en la Carrera de las Luces en Colmenar Viejo ... que prefiero pasar de largo en los detalles .... donde la masificación desvirtuaba el espíritu de las carreras fuera del asfalto (solidaridad, paisaje, naturaleza)

Subo charlando con Lolo de su nuevo proyecto, Ancares 3 Trail, y la idea de realizar un entreno simulando la carga de trabajo (desnivel, distancia, tiempo de recuperación) en la Sierra del Guadarrama; también comentamos sobre los alojamientos en la zona ... parece que toma forma la idea de alojarnos en tiendas de campaña y compartir los momentos de descanso con el resto de los corredores ... lo pasaremos genial.

Realizamos este tramo de enlace en apenas 20' y vamos entrando en la zona de control de chip ... sin darnos cuenta comienza la cuenta atrás y se da la salida.

Salida del KV a Peñalara (Foto: Luisete en Facebook)
En la recogida de dorsales me he encontrado con buenos amigos de SEA Peñalara, de La Granja (felicito a Oscar por su recién subcampeonato de la Copa de España de KV) y amigos que se han distanciado de nuestra sociedad montañera pero que vamos coincidiendo aquí y allá y siempre es un placer para mi el reencuentro. Pero ahora, ya es el momento de darlo todo.

Salgo aleccionado .... los buenos consejos me acompañan y los voy repitiendo como un mantra ... controlar la salida ... guardar piernas y pulmones para la pedrera ... mantener mi ritmo .... hidratarme bien en los controles .... y cuando llegue a la zona final ... darlo todo.

Los primeros metros son explosivos: dos zonas de descarga del bosque, con pendientes superiores al 40% y cortas en distancia, van poniendo a cada corredor en su sitio ... yo a lo mio, a seguir pasando a corredores ... he salido desde atrás, controlando el ritmo, y las sensaciones son fabulosas ... esto funciona ¡¡gracias jefa!!

Pasan aproximadamente 1,2 km y la senda se abandona para tomar la pista que asciende por el bosque donde se sitúa el único avituallamiento y la zona de ayuda de las asistencias ... pues eso, un vaso de agua y un par de trozos de plátano para seguir adelante. Llevo mi propia botella y he dado un par de sorbos en la zona previa a este avituallamiento.

La zona de transición es preciosa; abandonamos la pista justo en un puente por donde pasa el arroyo de Peñalara, camino natural que seguiremos hacia las praderas del Chozo Aranguez, segunda zona donde podremos tomar algo de oxígeno

arroyo de Peñalara
Entramos en una zona de turbera, muy húmeda e inestable, siguiendo el curso ascendente del arroyo ... siempre hacia arriba ... cruzando el cauce del arroyo en varios tramos ... buena señalización realizada por Luisete y los componentes del equipo organizador de la prueba aseguran un camino cómodo para los corredores. Me han pasado 2 corredores en la zona llana que vuelven a su posición cuando comienzan de nuevo las cuestas.

Pradera llegando al Chozo Aranguez .. al fondo la norte de Peñalara
Vamos saliendo del espeso bosque, siguiendo el curso del arroyo, y la gente que se ha juntado en la pradera, solitaria el día que realice el reconocimiento (ver foto), anima a los corredores. Han pasado 31' desde el inicio de la carrera y .... guardo piernas y pulmones para la pedrera ... no me lo puedo creer ... y sigo pasando a corredores ... con respeto, ayudando con algunos consejos, viene lo peor para todos.

Os invito a visitar la página web de un excelente profesional de la fotografía JCDFotografía, del equipo Kataverno, que de forma desinteresada participa en estos eventos y ofrece su fenomenal trabajo a los corredores para que guardemos un grato recuerdo de nuestro esfuerzo. Parte de las fotografías aquí expuestas provienen de su buen trabajo.

Una imagen vale más que mil palabras (Foto: Kataverno)
No es una imagen falseada por la posición del fotógrafo ... es una pasada subir por ese pedregal. Los corredores que provienen del asfalto ... que se les nota ... y que poco saben de estos canchales, no salen de su asombro. Unos pidiendo agua (el "mamón" casi me vacía el bidón), otros maldiciendo el entorno, otros alucinando ... ¿y por dónde subimos? ... otros diciendo ... ¿y queda mucho? ... a todos les voy dando algunos que otros consejos ... y pasando ... no sé a cuántos pude pasar por esta zona ... y disfrutando.

Conozco el sitio ... sé dónde me encuentro y cuánto queda ... conozco el camino ... de hecho, en algunas zonas abandoné la senda marcada para buscar zonas más asequibles que me ayudan a mantener un alto ritmo. Miro el reloj .... llevo 1 hora .... no es posible ... este dichoso aparato se ha debido de parar.

Había calculado estar en la meta, la cumbre de la Peña del Ara, en algo más de 1h 20'. Mi cálculo se basaba en la última ascensión, más fresco que hoy, que realicé en 45' pero llevo poco más de 20' y no me queda nada.

Ya alcanzo el último escalón, un pedregal con grandes bloques, donde ya se divisa que la agonía de esta terrible ascensión llega a su fin ... y puedo apretar más el ritmo ... y aprieto. No va a ser posible bajar de los mágicos y exactos 60' pero no puedo pedir más ... ya no miro el reloj, no siento la rodilla ¿qué rodilla? ... se ha portado como una campeona.

La zona pierde los grandes bloques y la inclinación ... es el momento de cierto sprint .... y puedo .. Las pancartas de la zona de meta, rodeadas de buenos aficionados a la montaña que animan, anuncian el final de esta épica prueba.

Han sido, por el Suunto Ambit, 3,67 km de distancia con 933 m d+ finalizando en un tiempo oficial de 1h 8' 8" en la posición 72 de la general y 13 en mi categoría; lo de menos es el tiempo y la posición ... ha sido una nueva forma de entender esta disciplina , con más control del cuerpo y la mente, buscando las sensaciones en cada momento, ajustando el esfuerzo al momento más adecuado ... disfrutando.

Un descenso, por el mismo camino, y acompañado de varios corredores (Jorge, que compartió los entrenamientos del TP60K, Cesar, que proviene del asfalto y que eso de la montaña le queda un poco grande) nos lleva hasta el punto de origen para disfrutar del merecido descanso, felicitar a los campeones, saludar a nuevos amigos y despedir una bella jornada.

Ah .... y fijar nueva meta: el año que viene a bajar de 1 hora .... continuará

Saludos,
José Antonio by Guadarrama Trail

2 comentarios:

  1. Felicidades José Antonio! menudo carrerón te has marcado! yo no me veo corriendo en este tipo de pruebas, prefiero más kms pero sin duda tienen que ser toda una experiencia, y más entre esos parajes tan bonitos. Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Bravo Jose Antonio por tu excelente crónica. Espero coincidamos pronto en otras!

    ResponderEliminar